Estimulación temprana (Salesianas Sarrià)

La estimulación temprana está basada en los estudios de Glenn Doman (1919 a 2013). Era un neurólogo estadounidense que inicia su investigación al 1940 con niños/as con problemas neurológicos y/o con lesiones cerebrales. Lo que hacía era aplicarles una estimulación en el cerebro a nivel motriz e intelectual.
Entre los años 1958 y 1960 traslada su trabajo a niños/as sin ningún tipo de problemas neuronales y crea el Método de Estimulación Temprana.

Las bases científicas y neurológicas de su método son:
• Desde el nacimiento de una persona ya se han establecido algunas conexiones neuronales que permiten, por ejemplo, el reflejo de succión para alimentarse, pero existen una gran cantidad de neuronas que no están interconectadas entre sí.
• La plasticidad (capacidad de establecer conexiones neuronales y favorecer la adquisición de conocimientos y interrelacionarlos) del cerebro está al máximo de su capacidad de los 0 a los 6 / 7 años.
• Potenciar una buena organización neurológica permite crear una red densa de conexiones entre las neuronas que favorecen el paso más rápido de los conocimientos.
• La estimulación favorece que se establezcan estas interconexiones y se obtenga un mayor crecimiento neurológico.

Est. Prim 1.JPG
La estimulación llega con la información recibida por los sentidos, por lo que el cerebro está vivo y crece con el uso. La riqueza de estímulos produce, un buen desarrollo del cerebro. Así, Glenn Doman afirmaba que a mayor estimulación, aumento de intercomunicaciones neuronales (red), mayor desarrollo cerebral y, por tanto, aumento de las propias potencialidades y producción de una mayor inteligencia.

Los objetivos del método serían: potenciar la creación de una red densa de conexiones neuronales para lograr una buena organización neurológica. Estimular la curiosidad, aumentar las posibilidades intelectuales a partir de la estimulación de las inteligencias visual, auditiva, musical y de la vertiente psicomotriz. Ofrecer informaciones nuevas y motivadoras. Y facilitar la interiorización de los contenidos curriculares correspondientes a cada edad.

Est. primerenca 3.JPG
La aplicación del método debe ser diario y en dos pases, uno por la mañana y uno por la tarde. El cuerpo de las sesiones se dividen en tres partes:
• Audición: quiere potenciar la atención y la memoria auditiva, ofrecer nuevas frecuencias auditivas diferentes a las ordinarias, estimular la expresión corporal y la de sentimientos y reforzar la formación de estructuras lingüísticas verbales y no verbales.
• Bits de inteligencia: quieren dar información, aumentar la capacidad cerebral, favorecer la adquisición de nuevo vocabulario y fomentar la base para futuros conocimientos.
• Programa de desarrollo físico: potenciar la intercomunicación hemisférica, estimular la coordinación motriz, favorecer la madurez del aparato psicomotor a través de desplazamientos básicos (gateo, rastreo y pasar la escala de braquiación), alcanzar un dominio del patrón de movimiento homolateral , trabajar el patrón de movimiento contralateral, desarrollar la coordinación óculo-manual, estimular una buena focalización, convergencia ocular y coordinación binocular, ayudar a adquirir una mayor tonicidad manual y digital, y conseguir una mejora en la realización de la pinza.
Por todos estos motivos nuestra escuela decidió implantar este método en P3, P4 y P5. Los resultados como son a largo plazo se verán cuando estos niños estén en la primaria.